Cargando
0%
Importancia del consumo
de lácteos
Los lácteos son alimentos completos de alta densidad nutricional;
esto quiere decir que poseen alto contenido de nutrientes en función
a las calorías que aportan por porción.

Son excelentes vehículos de fortificación, enriquecimiento
o adición de vitaminas, minerales, fibras, probióticos, etc.,
y presentan estrecha relación con la prevención y el tratamiento
de diversas patologías, tales como: sobrepeso, obesidad, diabetes,
hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares,
síndrome metabólico y osteoporosis.

Otro aspecto que posiciona a los lácteos en un lugar diferencial es que
aportan proteínas de alto valor biológico asegurando la ingesta de todos
los aminoácidos que el ser humano necesita.
La leche y sus derivados son una fuente esencial de calcio, mineral que cumple un rol fundamental en la formación y conservación de huesos y dientes. De acuerdo a la edad, su requerimiento varía.
Requerimiento diario de calcio
¿Cómo cubrirlo?
El calcio es indispensable para construir y mantener huesos y dientes, como así también interviene en la contracción de los músculos, el transporte de oxígeno, la coagulación de la sangre y otras funciones reguladoras.
FUENTE : Dietary Reference Intake (DRI)2011,
Institute of Medicine (IOM) . USA
La leche y los productos lácteos son la principal fuente de calcio en la dieta. Consumir adecuadas cantidades de vitamina D y fósforo (que también encontramos en los lácteos) favorece la absorción de calcio.
Una buena nutrición en las primeras etapas de la vida junto con la actividad física, son pilares fundamentales para asegurar la óptima mineralización y permitir un pico de masa ósea adecuada entre la segunda y tercera década de vida.


Para asegurar la ingesta necesaria se recomienda hacer un consumo de 3 porciones de lácteos por día
200 ml de leche
200 g de yogur
30 g de queso
Para cubrir con este requerimiento,
te dejamos algunas ideas
Un vaso de leche fría o una taza de leche caliente con una infusión.
Tostadas con fetas de queso o
queso untable.
Agregar quesos y leche en las comidas,
por ejemplo en salsas o puré.


Merendar un yogur bebible + un tostado o sándwich.
Una buena opción para verano es elegir
un licuado de leche con frutas de estación.



Incorporar como snack o colación un yogur
con granola, cereales o frutos secos.